CASA FF


compartir

PROYECTO

HERNÁNDEZ SILVA ARQ. ASOC.
ARQ. JORGE LUIS HERNÁNDEZ SILVA

CONSTRUCCIÓN

BUCOMSA

COLABORADORES

ARQ. DIANA QUIROZ CHÁVEZ
ARQ. ALEJANDRO APONTE GÓMEZ
ARQ. ROBERTO PEÑA RODRÍGUEZ
ARQ. LESLIE CHÁVEZ SÁNCHEZ
ARQ. ANDREA ASSAD ÁLVAREZ

UBICACIÓN

ZAPOPAN, JALISCO, MÉXICO

FECHA DE PROYECTO

2007


FECHA DE OBRA

2008-2012

ÁREA CONSTRUIDA

587 m2

CÁLCULO ESTRUCTURAL

ING. FERNANDO GUIZAR

FOTOGRAFÍA

CARLOS DÍAZ CORONA

El terreno está ubicado en un fraccionamiento cerrado, al poniente de la Zona Metropolitana de Guadalajara, en Zapopan. El lote es el último del coto, al cual se accede hasta el fondo a través de una glorieta que contiene un viejo laurel.

     

El proyecto de la casa se desarrolló en un corto tiempo, sin embargo la obra duró algo más de lo previsto, pero esto no hizo que sufriera cambio alguno gracias a que los propietarios apostaron siempre por la idea original.

   

El concepto formal, trata de mostrar elementos simples y ligeros que observado desde el exterior parece flotar  sobre  una base con recubrimiento de madera la cual enfatiza la idea. Desde el interior los cuerpos dan la sensación de estar libres y sin apoyo alguno.

      

El emplazamiento de las áreas parte de un volumen en forma de “T” con uno de sus brazos muy alargados el cual se planta en el terreno formando dos generosos espacios vacíos, uno el ingreso y el segundo al interior de la casa. El ingreso peatonal contiene una ligera cubierta flotante sobre muros de madrea que acogen al visitante, pasando a través de una escalinata con jardines; el ingreso de autos es sumamente sutil, revistiendo el portón con madera para desaparecerlo de la vista, logrando así un muro liso y discreto sobre el cual se desplanta el segundo nivel de la casa. 

       

La casa cuenta con un ingreso discreto pero que conforme avanza el recorrido se van incorporando diferentes límites y fugas visuales que acompañan al visitante hasta rematar con un gran espacio transparente y abierto que se desdobla al fondo del jardín y alberca.

         

La estancia es un espacio a doble altura muy generoso, ligado al patio de ingreso por medio de un estanque. El amueblado de la estancia tiene una doble función: el abrazar el espacio en dirección a la chimenea y el de direccionar en sentido inverso el espacio del fondo el cual se vincula con el segundo piso, controlando la privacidad con unas puertas plegadizas de ser necesario. 

       

La escalera es de concreto sólido y aparente, la cual genera un gran volumen de muros escultóricos muy poderosos visualmente.

      

El comedor es amplio, abierto y distribuye el área social, completamente ligado a la terraza que es un espacio de mucho uso gracias al clima templado de Guadalajara prácticamente todo el año.

        

A pesar de ser un proyecto que utiliza al máximo los recursos técnicos para lograr espacios generosos y muy abiertos logra a su vez privacidad.

        

La terraza está totalmente abierta, incorporándole un sistema de cortinas enrollables en caso de lluvia. El espacio contiene una barra de bar flotada que se extiende hasta el interior. Ésta cubierta de bar se separa del volumen conformado por una jardinera la cual sirve para resguardar el cuarto de máquinas y los dos baños de alberca en semisótano.     

              

La alberca está ubicada al fondo donde puede aprovechar más el sol, cobijada por una escuadra de árboles para formar un fondo verde, aprovechando un grueso muro de colindancia para rematar con una jardinera. 

      

La cocina es discreta, pero se vincula en un lado al comedor y por otro a los servicios, este espacio abre visualmente al jardín lateral a través de un ventanal de piso a techo.

        

El estar familiar es el elemento central de la planta alta, el cual comunica a través de un pasillo a la recámara de las hijas: un cuarto dividido en cuatro espacios y un área común para mayor convivencia de las tres niñas.

        

La ventaja del diseño del pasillo que dirigen a las habitaciones es de dirigir la vista a la jardinera interior bajo un efecto de galería evitando las vistas hacia construcciones vecinas. Al fondo de éste se encuentra una recámara multiusos equipada con baño completo.

        

La recámara principal es un espacio amplio y rodeado de jardín; maneja un área de estar por lo que al centro se coloca una televisión giratoria para permitir ambos usos. Adjunto a la recámara se encuentra el baño; el área de tocador y jacuzzi vincula el área de regaderas y w.c. con el amplio guardarropa. 

     

Se intentó usar pocos materiales pero de manera generosa para fortalecer el concepto. El exterior es recubierto por madera de cumarú, los interiores son recubrimientos aplanados en color ostión y algunos muros en áreas importantes se manejaron en concreto aparente. La ventanería de planta baja no maneja perfiles, en el caso de planta alta éstos son de aluminio esmaltado blanco, las ventanas de planta alta a su vez manejan parte esmeriladas para privacidad al interior, con toda la carpintería en zebrano y cubiertas de madera tejida de ipe. Los recubrimientos no son muy extensos a excepción de los venecianos en áreas específicas para lograr espacios envolventes.